top of page
  • Foto del escritorLiving Miracles

Una cita con el Destino


David Hoffmeister y Linda Van der Velden con rostros ocultos por bloques de color sólido están en primer plano. El fondo abstracto de luces brillantes añade un toque místico

En esta entrevista de «Una cita con el Destino» David y Linda se reúnen con alegría para explorar un tema increíblemente profundo y fundamental, uno que se encuentra «en el fondo de todo», según David.


Con gran entusiasmo, David comparte que nuestra cita con el destino es la cita más importante que jamás podamos tener. Es la fecha que se libera nuestra mente, ya que nuestro destino final no es otro que el reencuentro con nuestra auténtica esencia: Espíritu, en unidad con Dios.


En esencia, nuestro destino es vivir en total alegría; una herencia gloriosa que nos ha otorgado nuestro Creador. David enfatiza que esta comprensión nos lleva inevitablemente a un profundo alivio y a una relajación mental, al darnos cuenta del inmenso amor que siempre hemos tenido y que seguiremos teniendo. Este amor ágape, incondicional e irrefutable, no puede sino crecer. Permanece constante e inmutable por siempre.


Jesús: Un evangelio de amor sobre el destino:

«Sabemos cuando sentimos esos sentimientos de vacío, como, ¿Qué sentido tiene todo esto? Es como esa canción de los Beatles, «Another Day». Es uno de esos días en los que vemos como pasa el día, pensando que tiene que haber algo más. Que mi alma tiene un destino, y ese destino se cumplirá a través de la alegría. Mis pasos, en alegría, ascenderán más y más a medida que avance hacia este gozo supremo».


Para sumergirnos en el gozo perfecto que Dios desea para nosotros, David nos comparte que nuestro viaje debe adentrarse inevitablemente en el misticismo, con la voluntad de abrazar el silencio divino. Damos lugar a este espacio vaciando nuestras mentes de «todo lo que pensamos que creemos y todo lo que creemos que sabemos». De todo lo que parecía razonable, racional e importante.


Cuando realmente dejamos de lado los pensamientos del «hacedor» y escuchamos la Voz de Dios, todas las acciones fluyen de forma natural y espontánea.


«El viaje espiritual es darle permiso a la mente para experimentarse a sí misma, siendo en el Ser, no el hacer».  ~David Hoffmeister


¡Una alegría profunda solo surge de una vida vivida espontáneamente, cuando el futuro se pone en manos de Dios!


Al abrazar la espontaneidad, te permites no tener ni idea, despojándote del estrés que a menudo acompañan a las viejas nociones de preparación y responsabilidad personal.


David jubilosamente, levanta un bote de basura hacia la cámara, y nos incita a sentirnos alegres de poder desmoronar ahí nuestra lista de pendientes.


«La presencia de Cristo no llega en el tiempo», comparte Linda. Una vez que aceptamos el destino o tenemos una previa disposición en nuestras vidas, somos testigos de una «danza cósmica donde todo es perfecto y nada está fuera de lugar, independientemente de cómo aparezcan las imágenes externas».


La conversación pasa naturalmente a la próxima Academia mística de Cristo, un viaje de 8 semanas lleno de alegría y espontaneidad.


David y Linda profundizan en lo que la Academia tiene para ofrecer este año. ¡Y sin duda, les espera un inmenso regalo a todos los que estén destinados a participar!


A lo largo de las 8 semanas, nuestros amados hermanos de todo el mundo se reunirán con un único propósito compartido de: trascender la necesidad de aprender, experimentando directamente la «presencia Yo Soy». Jesús nos enseñó: «el Reino de los Cielos está cerca» (Mateo 3:2). Sin embargo, estas palabras de los Evangelios sirven simplemente como indicaciones, comparte David. ¡No tienen significado a menos que tengamos la intención de tener la experiencia de primera mano!


A través de esta Academia, Jesús nos invita a «venir a la presencia de Cristo»; a entrar en un estado de ser en el que nuestras mentes estén totalmente envueltas por el amor de Dios. El equipo está profundamente entusiasmado con este propósito compartido. Sus corazones están llenos de emoción, ansiosos por descubrir lo que el Espíritu tiene reservado para la Academia este año.


En consonancia con el espíritu de alegría y espontaneidad, el equipo no está planificando la Academia mística de Cristo de forma tradicional. Simplemente, se unen en oración: «Espíritu, no sabemos, muéstranos el camino», con la intención de sintonizarnos con la inspiración, seguir la guía y no perdernos en pensamientos de miedo de que es necesario preparar algo.


Según Linda, las ideas perfectas aparecen milagrosamente de esta manera, ¡anotadas en una pizarra!


David comenta lo divertido que es esto; No intentar adherirse a ningún ritual o estructura para el próximo evento.


Reflexionando sobre la Academia de inglés del año pasado, lo que realmente destacó para David fue la vibrante participación, la espontaneidad de cada día y la sinergia experimentada tanto por los presentadores como por los participantes.


Se espera que la Academia de este año adopte la misma vitalidad por su propia naturaleza de espontaneidad. Aquí todos pueden disfrutar del momento y de los encuentros santos.


En última instancia, todo sirve como telón de fondo para conectarnos unos con otros y, como reconoce David, «la forma se verá como se vea». 🌟🌀🕊️


Si sientes el llamado en tu corazón de participar en este viaje de 8 semanas, inscríbete aquí: https://programas.elcristoenti.com/courses/academia-mistica-de-cristo

59 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page